Lámpara LED

Una lámpara LED (o bombillas) es una lámpara de estado sólido que utiliza diodos emisores de luz (LEDs) como fuente de luz. Las lámparas de este tipo ofrecen una larga vida útil y una alta eficiencia energética, pero los costes iniciales son más altos que el de las lámparas fluorescentes e incandescentes.

Lámpara LED

La descomposición química de los chips de este tipo reduce el flujo luminoso durante el ciclo de vida como con las lámparas convencionales. Las lámparas de este tipo pueden ser intercambiables con otros tipos de lámparas. Los ensamblajes de diodos emisores de luz de alta potencia se pueden utilizar para sustituir a las lámparas incandescentes o fluorescentes.

Algunas lámparas de este tipo se hacen con bases directamente intercambiables con las de las bombillas incandescentes. Dado que la eficacia luminosa (cantidad de luz visible producida por unidad de energía eléctrica) varía ampliamente entre las lámparas de diodos luminosos e incandescentes, las lámparas se marcan provechosamente con su flujo luminoso para permitir la comparación con otros tipos de lámparas. Las lámparas de este tipo se marcan a veces para mostrar la capacidad nominal de una lámpara incandescente con aproximadamente el mismo flujo luminoso, para referencia de los consumidores en la compra de una lámpara que proporcione el mismo nivel de iluminación.

Los precios de este tipo de lámapara ya no sólo dependen de la bombilla que utilicen, sino del diseño de la propia lámapara. Podemos encontrar lámparas de diodos luminosos muy baratas y otras muy caras. También podemos encontrar lámparas de diodos luminosos con USB para poderlas conectar a nuestro ordenador o portátil y otras que puedem ir con pilas.

Ventajas de las lámparas de diodos luminosos

Las lámparas de este tipo no emiten carbono. Las bombillas de este tipo emiten más lúmenes por vatio que las bombillas incandescentes. La eficiencia de los accesorios de iluminación de este tipo no se ven afectados por la forma y el tamaño, a diferencia de las bombillas o tubos fluorescentes.

Las lámparas de este tipo pueden emitir luz de diferentes colores sin el uso de filtros de color como los métodos tradicionales de iluminación. Esto es más eficiente y puede reducir los costes iniciales.

Los diodos luminosos pueden ser muy pequeños y se acopla fácilmente a las placas de circuitos impresos y a las lámparas de todo tipo, esto es una gran ventaja cuando se trata de diseño.

Este tipo de lámparas se encienden muy rápidamente. Además son ideales para aquellos espacios en los que necesitas encender y apagar las lámparas constantemente. No se funden como las bombillas tradicionales, por lo tanto, no deberás sustituirlos en mucho tiempo.

Lámpara de LEDs

Las lámparas con diodos luminosos pueden ser fácilmente atenuadas ya sea por la modulación por ancho de pulso o por rebajar la corriente directa. Esta modulación de ancho de pulso es la razón por la que las luces de este tipo se colocan en cámaras, sobre todo en los faros de los coches, parecen estar intermitentes o parpadeantes. Este es un tipo de efecto estroboscópico.

En contraste con la mayoría de las fuentes de luz, los diodos luminosos irradian muy poco calor en forma de IR que pueden causar daños a los objetos sensibles o las telas. El desperdicio de energía se dispersa en forma de calor a través de la base de la lámpara. Si tienes una lámpara de techo colocada encima de la mesa en la que coméis, piensa que con este tipo de iluminación evitarás que tus comensales pasen calor durante la comida.

Como ya sabrás, los diodos luminosos son muy resistentes a los golpes, por lo tanto, este tipo de lámparás son ideales para las habitaciones de los niños o para las zonas de tu casa con mucho tráfico.