Iluminación LED para cocinas

Los diodos emisores de luz o LEDs, se pueden utilizar en todas las aplicaciones tradicionales de iluminación de cocina y también se pueden utilizar para iluminar algunas áreas que son difíciles de iluminar con las bombillas convencionales. Algunos tipos de iluminación de este tipo de la cocina consiste en la simple sustitución de bombillas incandescentes o fluorescentes con nuevas bombillas LED.

Iluminación LED para cocinas

En otros casos, la iluminación de este tipo para cocinas puede consistir en construir a propósito, unidades que se pueden montar debajo de armarios o en el interior de piezas de mobiliario para proporcionar una iluminación dirigida. La iluminación de este tipo varía considerablemente en el coste, la salida de luz, y la calidad de la luz, y estas diferencias aparecen en el tipo de bombillas de este tipo y los accesorios de cocina utilizados.

La mayoría de las cocinas incluyen una o más lámparas de techo montadas ya sea sobre la superficie del techo de la cocina o empotradas en el techo. En estos accesorios se suelen emplear las bombillas fluorescentes compactas o incandescentes. Muchos fabricantes actuales producen bulbos que son compatibles con estos conectores estándares, para poder utilizar LEDs para generar luz. La sustitución de las bombillas normales en estos accesorios por las bombillas de este tipo es la clase más simple de iluminación de la cocina. Las lámparas empotradas, montadas con las luces incandescentes son buenas candidatas para el reemplazo, ya que la producción de calor es una preocupación en estos aparatos y las bombillas de este tipo producen un bajo calor residual.

Una segunda opción LED de iluminación de la cocina consiste en la instalación de los elementos de iluminación de este tipo para dentro o debajo de los armarios de cocina. Las pequeñas instalaciones de luz LED y tiras LED, que contienen una serie de diodos montados uno tras otro, se puede montar debajo de los gabinetes en la mayoría de cocinas. Este tipo de iluminación proporciona una iluminación suave para la encimera. Estas luces se venden o se instalan en segmentos y pueden conectarse entre sí para adaptarse a las encimeras y armarios de cocina de diferentes tamaños. Estas luces también pueden ser montadas dentro muchos armarios, con el fin de proporcionar espacios iluminados de almacenamiento.

La iluminación de este tipo para cocina también puede ser montada en el interior de los muebles de cocina. El pequeño tamaño y los modestos requisitos de energía de los diodos de luz significa que pueden ser fácilmente instalados en el interior de vitrinas de cocina. Este tipo de iluminación de pantalla es muy adecuada para mostrar las colecciones de vajilla elegantes o decoraciones de cocina.

LEDs para cocinas

Cada tipo de iluminación LED tiene características únicas. Algunos ofrecen iluminación muy barata, pero tienden a producir relativamente poca luz y producen luz en un espectro estrecho. La iluminación LED de cocina más cara utilizan más diodos y utiliza diodos que producen un espectro más amplio de luz. Este tipo de iluminación es preferible, en general, como una luz de espectro más amplia para que los colores parezcan más naturales y sea más fácil de ver. Siempre es una buena idea evaluar la calidad real y la cantidad de luz producida por un producto de iluminación determinado durante el proceso de diseño de la cocina.

Ventajas de la iluminación LED para cocinas

Las lámparas LED no emiten carbono. Las bombillas de este tipo emiten más lúmenes por vatio que las bombillas incandescentes. La eficiencia de los accesorios de iluminación LED no se ve afectado por la forma y el tamaño, a diferencia de las bombillas o tubos fluorescentes.

Las lámparas de este tipo pueden emitir luz de diferentes colores sin el uso de filtros de color como los métodos tradicionales de iluminación. Esto es más eficiente y puede reducir los costes iniciales.

Los LEDs pueden ser muy pequeños y se acopla fácilmente a las placas de circuitos impresos y a las lámparas de todo tipo, esto es una gran ventaja cuando se trata de diseño.

Este tipo de lámparas se encienden muy rápidamente. Además son ideales para aquellos espacios en los que necesitas encender y apagar las lámparas constantemente. No se funden como las bombillas tradicionales, por lo tanto, no deberás sustituirlos en mucho tiempo.

Las lámparas con LEDs pueden ser fácilmente atenuadas ya sea por la modulación por ancho de pulso o por rebajar la corriente directa. En contraste con la mayoría de las fuentes de luz, los LED irradian muy poco calor en forma de IR que pueden causar daños a los objetos sensibles o las telas. El desperdicio de energía se dispersa en forma de calor a través de la base de la lámpara. Si tienes una lámpara de techo colocada encima de la mesa en la que coméis, piensa que con este tipo de iluminación evitarás que tus comensales pasen calor durante la comida.

Como ya sabrás, los LEDs son muy resistentes a los golpes, por lo tanto, este tipo de lámparás son ideales para las zonas de mucho paso. Además este tipo de iluminación es muy potente y directa, lo que nos permite una excelente iluminación de la zona de trabajo.

Desventajas de la iluminación LED para cocinas

Una de las principales desventajas es el alto precio inicial. Los diodos de luz son actualmente más caros que otros tipos de iluminación. Además, el rendimiento de este tipo de iluminación depende en gran medida de la temperatura ambiente del entorno de funcionamiento. Si un foco con esta tecnología está expuesto a temperaturas ambientales altas puede provocar un sobrecalentamiento del paquete LED, llevando eventualmente a un fallo del dispositivo. Se necesita un disipador de calor adecuado para mantener una larga vida del dispositivo.